jueves, 1 de septiembre de 2016

ΠΡΩΤΟΙ ΔΙΑΛΟΓΟΙ

No existe en la actualidad ningún método comunicativo en griego.
A diferencia de lo que ocurre en la didáctica en lenguas extranjeras, no disponemos todavía de los instrumentos suficientes para poder practicar en la lengua de Platón la amplia gama de contextos comunicativos en los que participamos diariamente en la vida real.

ΔΙΑΛΟΓΟΣ tiene como objetivo principal la práctica oral mediante una tipología reducida de ejercicios sobre textos con estructuras y vocabulario coloquiales que siguen modelos predeterminados. 

¿Se trata pues de hablar griego antiguo en nuestras clases?
Evidentmente, no. Quizás los humanistas en Occidente podían usar todavía el griego como lengua vehicular de manera fluida, pero nosotros, que ya no contamos con una comunidad de hablantes viva, ni hemos tenido la formación adecuada en este sentido, sólo podemos aspirar de momento a recurrir a determinadas fórmulas en contextos comunicativos muy concretos.

Es por eso que el manual no renuncia al uso del griego en todos los enunciados, como ocurre en cualquier método de aprenendizaje de lengua. No es necesario que el profesor los traduzca, ya que los símbolos con los que se asocian tienen precisamente el objetivo de facilitar la comprensión.

Por otra parte, es importante que los alumnos entren en contacto auditivo con la lengua desde el primer momento, a través de las indicaciones y preguntas diarias de clase, como, por ejemplo, sentarse, callar, coger, abrir y leer el libro, etc. A tal efecto, se han incorporado una serie de frases básicas al inicio del manual (ΠΡΩΤΟΙ ΔΙΑΛΟΓΟΙ).

Más ejemplos de expresiones coloquiales, con pronunciación histórica, podemos encontrar en el video de años atrás The best of Ancient Greek, en el que seguimos como modelo de inspiración el correspondiente The best of Latin.



Si nosotros usamos repetidamente estas fórmulas para comunicarnos en griego, los alumnos no tardarán en utilizar también la lengua para responder de forma afirmativa o negativa y expressar poco a poco acciones tan cotidianas como saludar y pedir permiso para entrar en clase, etc.

También es recomendable que la corrección de los ejercicios se haga en voz alta y que el profesor utilize fórmulas simples del tipo λέγε, ἄκουε, καλῶς, οὐδαμῶς, οὐκ ἐστὶ τόδε, ἀλλὰ τόδε, κτλ. κτλ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario